Home

Si hay algo que me gusta son las narraciones. Uno de los recuerdos más hermosos de mi infancia es el de estar escuchando con mis padres cuentos e historias infantiles y música tendidos en la alfombra de nuestro piso en Tudela. Recuerdo el sonido de los vinilos, la tensión de colocar la aguja correctamente para no arruinarlos, lo extensas que se hacían las paredes y lo inútil en que se había convertido el techo cuando las voces de pizarra me hacían llegar a lugares maravillosos. Recuerdo Mary Poppins, El soldadito de plomo, aprender que había un país llamado Ucrania donde se bailaba el Kozachok, algo que mi padre y yo intentábamos replicar sobre la alfombra sin más éxito que el de caer desplomados sobre ésta. Y muchas más cosas.

Por eso me gusta la radio y la escucho con voracidad. Por eso mis primeras prácticas profesionales sucedieron en una radio. Por eso, de vez en cuando, hago podcasts y los cuelgo en mi canal de Ivoox:

Livingston, el caribe como no lo habías imaginado

Ir a descargar

Un paseo por La Antigua Guatemala

Ir a descargar