Home

La primera vez que aterricé en Guatemala víví un aterrizaje forzoso y juré que sería la última. Sin embargo, aterricé una segunda vez, y una tercera, y una cuarta, y…

De este país dicen que “o te atrapa o te espanta”, después de 3 años todavía siento ambivalencia.

Llegué con una beca de la Agencia Española de Cooperación Internacional para el Desarrollo (AECID) para implantar en terreno el Plan de Trasferencia, Intercambio y Gestión del Conocimiento – INTERCOONECTA. Mi puesto de trabajo fue el Centro de Formación en La Antigua Guatemala, donde pasé dos años dedicada a gestar y dinamizar el hasta entonces inexistente gabinete de comunicación, impulsar el portal intercoonecta.aecid.es y generar productos de comunicación pública de diversa índole. Pueden ver algunos ejemplos haciendo click aquí. Fueron dos años interesantes en los que aprendí sobre comunicación institucional, relaciones internacionales, diplomacia, instrumentos de financiación y formulación de proyectos.

El mundo de la cooperación, al que llegué de forma más o menos fortuita me atrapó. Así que una vez finalizada la etapa de la AECID, decidí desempeñarme en la otra cara de la moneda: una Organización No Gubernamental para el Desarrollo (ONG). Me convertí en coordinadora de comunicación de la Fundación Educando a Los Niños (EFTC por sus siglas en inglés), una ONG educativa hermosa que impulsa la Escuela Proyecto La Esperanza, en Jocotenango. Niños y niñas en exclusión social reciben becas para completar todo el ciclo formativo (desde la preprimaria, hasta que culminan sus estudios universitarios). Además, la función educativa se complementa con gracias a los programas de salud, nutrición, salud mental y vivienda.

Cada palabra que pueda dedicar a esta organización será de admiración o agradecimiento. Aquí aprendo a exprimir los recursos al 200%, a convertir lo triste en esperanzador, a dominar el inglés, a solucionarlo todo, a ser niña otra vez, a multiplicar la felicidad.

Pero más allá del devenir laboral, mi vida en Guatemala me enseña muchas cosas. Casi todas más importantes que las habilidades profesionales. Soy incapaz de resumirlas en pocas palabras y por eso, a veces, alimento el blog Mucama Tenango.

¡Mójate!

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

w

Conectando a %s