Home

Cuando Orson Welles narró La Guerra de los Mundos puso Estados Unidos patas arriba haciendo creer a sus habitantes una invasión extraterrestre. Como el americano y sin pretenderlo inicialmente, el periodista holandés Thijs Zonneveld ha dirigido la mirada y el interés de muchos holandeses muy arriba, a dos mil metros de altura.

Una de las imágenes que la campaña "Die Berg Komt er" (La montaña vendrá) usa para promocionarse.

Una de las imágenes que la campaña “Die Berg Komt er” (La montaña vendrá) usa para promocionarse.

En julio de 2011 el ex-ciclista reconvertido a columnista publicó un artículo veraniego donde expresaba su deseo de que los Países Bajos contaran por fin con una montaña y la idea que él mismo planteó como una broma idónea para rellenar espacio en el diario De Pers, se convirtió en una aspiración para muchos ciudadanos. Durante las siguientes semanas, el correo del periodista se inundó de ánimos y propuestas serias para levantar una montaña artificial que se llevaron al debate público. A día de hoy el proyecto sigue adelante propulsado por el entusiasmo de profesionales y sociedad civil.
(Aquí podéis ver una visualización en Google Maps)

 Creo que no hubiera dado crédito a esta historia si no hubiera sido precisamente una entusiasta holandesa quien me la dio a conocer. Entonces vivía en Amberes, una ciudad belga desde donde una persona con cuádriceps trabajados podía ir a tomar un café a la localidad holandesa más próxima en bicicleta y regresar a tiempo para la siesta. Laura era de Ámsterdam y estudiaba cine en la misma universidad en que yo estudiaba un poco de todo. Como ella, muchos jóvenes de su país deciden estudiar en Bélgica porque las matrículas son más económicas y comparten idioma: el neerlandés.
Los belgas tienen tres lenguas oficiales que predominan más o menos según la región: el francés en Valonia, el neerlandés en Flandes y el alemán en el Comunidad germanófona, motivo por el cual el país aparece también políticamente dividido. Los holandeses consideran al flamenco como un hermano pequeño del neerlandés y Laura sonreía al escuchar hablar a los belgas. Cuando comprendí eso comprendí también el orgullo holandés, el que conseguirá que los Juegos Olímpicos de Invierno se celebren antes en Holanda que los Juegos Olímpicos sin apellido en Madrid.

La noche en que supe que el país que tiene la mitad de su territorio por debajo del nivel del mar planeaba levantar un pico (el debate sobre si la montaña había de ser puntiaguda o no, determinó que sí) de 2000 metros, estábamos tres españoles y Laura en un bar bebiendo cerveza de alta graduación. Allí libramos una batalla patriótica en inglés de la que la holandesa salió victoriosa. ¿Cómo logró esta joven de mofletes colorados, melena canela, ojos sonrientes y risa contagiosa convencernos a todos de que eso podría ser posible? El alcohol no jugó en su favor porque todos tenemos un hígado adiestrado y el inglés tampoco fue un inconveniente porque lo hablamos mejor que Ana Botella. Fue el orgullo holandés, más eficaz que el obtuso español. Le expresamos nuestras dudas respecto de quién iba a embarcarse en esa aventura y ella recalcó la calidad de sus ingenieros, quienes ganaron la batalla al mar a base de diques de contención, molinos y bombas de drenaje evitando que su territorio desaparezca inundado. También le planteamos la dificultad de ubicar la montaña, los Países Bajos tienen una de las densidades de población mundiales más altas y no tienen más espacio. Ella respondió satisfecha que si habían fabricado la isla artificial más grande del mundo, podrían fabricar no sólo la montaña sino también el lugar. ¿De qué material podría ser la montaña para que no hundiera el terreno, artificial o no, y pareciera una montaña real? Y Laura, entornando los ojos y sonriéndonos como a “pobres mortales” volvió a referirse a sus ingenieros, los mismos que hacen islas con forma de palmera en Dubai son los que acudieron a Japón para dirigir las tareas de recuperación tras el terremoto y tsunami de 2011. A estas alturas, ya sólo nos quedaba preguntar para qué querrían tener una montaña. Y ella, como muchos otros holandeses borrachos de ilusión, confían en que la cumbre será no sólo un lugar donde desarrollar energías renovables, cultivar, obtener agua fresca y un reclamo turístico, sino que será también el lugar perfecto donde sus deportistas podrán entrenar ciclismo de montaña, esquí alpino, snowboard, saltos de esquí, escalada… Porque ganar tierra al mar no es suficiente, también hay que ganar medallas.

El pase de diapositivas requiere JavaScript.

Así como defensores también hay opositores al proyecto. Los detractores acusan a políticos, ingenieros y medios de comunicación de apoyar una idea semejante en ésta época de crisis donde los ingresos habrían de dedicarse a otras tareas.

Mientras tanto, en Madrid los miembros del Comité Olímpico Internacional se han paseado por la ciudad una vez más (y ya van 3 desde que Alberto Ruiz Gallardón, ex-alcalde y actual ministro de Justicia, pusiera de moda perseguir la candidatura olímpica) con el fin de evaluar si es o no, una buena sede para el evento deportivo.
Ana Botella, actual alcaldesa no electa de la ciudad y carismática oradora bilingüe, ha acompañado a la comitiva olímpica a visitar las infraestructuras donde se celebrarían las competiciones y que, según los responsables, están terminadas al 78%. Visitaron el Madrid Arena, pendiente de remodelación porque no cumple los requisitos de seguridad necesarios, y en ningún momento se comentaron las circunstancias que rodean al edificio tras la tragedia del pasado 1 de noviembre en que cinco jóvenes perdieron la vida. Según la alcaldesa no se ha tratado el tema porque “no han preguntado”. El estadio que el COI no ha podido visitar es el Vallehermoso, que ha pasado de ser uno de los emblemas de la candidatura olímpica de Madrid y sede de las posibles competiciones de atletismo al lugar donde una cadena privada abrirá gimnasio, spa y piscinas en 2014. La administración pública vendiendo lo que es de todos, esa es la manera en que se amortizan las inversiones. Según el miembro del Comité Juan Antonio Samaranch es un “acto de responsabilidad” pedir los Juegos Olímpicos después de haber destinado tanto dinero público a infraestructuras, aunque se precisan mil millones más. Una vez más, nadie ha preguntado (los atletas correrán alrededor de Casa de Campo). El ministro de Educación, Cultura y Deporte, Ignacio Wert, ha dicho que si la ciudadanía está menos entusiasmada con la candidatura es por la situación actual del país. España, con más de 5 millones de parados, 3 millones de personas en la pobreza extrema, más de 300 políticos imputados por corrupción, una monarquía salpicada de escándalos y una nueva forma de indemnización “simulada y en diferido” todavía por entender, quizás sí tenga motivos para estar más enfadada que ilusionada por Madrid 2020. Además, si los ingresos no cubren el presupuesto de la organización, tendrá que ser el estado el que cubra la diferencia en un periodo de dos años, tal y como el dossier de la candidatura establece. En Holanda hay crisis y no pueden hacer una montaña, en España la crisis es “simulada y en diferido”.

Por eso creo que los holandeses tendrán antes su montaña y sus Juegos Olímpicos de Invierno que Madrid sus Olimpiadas. Porque a diferencia de su orgullo, formado por la energía, el entusiasmo y la confianza en sí mismos a base de metas ya alcanzadas; a nuestro orgullo lo han querido renombrar “Marca España” los mismos corruptos que gobiernan a una sociedad que ya ha dejado de estar indignada para estar condenada a luchar por su dignidad.

Viñeta de Bernardo Vergara para eldiario.es

Viñeta de Bernardo Vergara para eldiario.es

¡Mójate!

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s